¿Por qué no me contratan?

En nuestra travesía para incorporarnos al mundo laboral nos esforzamos mucho en hacer cursos, talleres, diplomados, experiencia aquí y allá; y hacemos un Curriculum Vitae muy cuidadosamente, detallando cada cosa que hemos hecho y cada sitio donde hemos estado, pero aún así, a veces, parece no ser suficiente. Pero, ¿alguna vez te preguntaste de verdad qué buscan los reclutadores y cómo funciona su proceso?

Si te cuesta trabajo ponerte en el lugar de una empresa que está buscando un nuevo trabajador, piensa que tú mismo haces algo similar todo el tiempo; tu prefieres contratar servicios o adquirir artículos a la medida de tus gustos y necesidades: tu plan movil, tu gimnasio, internet, tu celular, computadora, comida, ropa, etc… Pues eso mismo hacen las empresas.

La organización a la que estás aplicando es un cliente en potencia que está buscando contratar tus servicios profesionales, así que primero que nada, debes tener claro lo que puedes ofrecer como un paquete integral que satisface una o varias necesidades específicas y también debes ser capaz de adecuarlo según el cliente objetivo.

¿Cómo? Investigándolo. Si te interesa formar parte de alguna empresa o si ves una vacante que te llamó la atención, entérate sobre ellos, busca la información disponible en su página web y  medios sociales: Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Blog, Google Maps, etc. Conoce a qué se dedican, busca recomendaciones o reseñas de sus servicios y sobre todo, pide más información sobre la vacante: porque eso te servirá para destacar en tu CV los aspectos de tu perfil profesional y tus intereses que vayan más de acuerdo con el perfil del puesto, la personalidad de la empresa y su forma de trabajo.

Lo ideal es que tu currículum sea conciso, claro y honesto, no es necesario que sean muchas páginas con detalles de TODO lo que has hecho y has aprendido, recuerda que para eso están las entrevistas; lo fundamental es que ordenes esa información para que el reclutador encuentre lo que busca en pocos vistazos, o sea, lo que puedes hacer por la empresa en términos prácticos: tus habilidades y aptitudes. Además de lo básico como tus datos personales, grado de estudios, institución educativa, datos de contacto y una fotografía actualizada.

Deja para las demás páginas (si necesitas) lo complementario como la experiencia profesional detallada, educación adicional y otros intereses, pero si puedes presentar todo en una sola página haciéndolo lucir ordenado y limpio sin prescindir de información realmente importante, mucho mejor.

Los procesos de selección aproximadamente tardan un mes, o mes y medio, e incluso hay empresas que pueden tardar hasta más de dos meses dependiendo de la cantidad de perfiles que deben filtrarse, así que sé paciente pero mantente activo y al pendiente.

Compartir es aprender

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on email

Otros publicaciones que pueden interesarte