Ser creativo en el mundo del marketing

La creatividad no sólo es la capacidad de dar origen a ideas novedosas y artísticas. Significa también ingeniar nuevas formas de hacer las cosas, de obtener resultados o lograr un objetivo a través de un método diferente, poco usual pero efectivo: resolver un reto.

Estamos generando ideas con un objetivo en particular, en todos los procesos de creación se debe considerar tanto el factor racional y procedimental como el factor emotivo y sensible del humano.¡Hazte preguntas! Si tu objetivo es crear la imagen para una marca, un producto o un servicio: ¿cómo lo harías?, ¿qué tienes que comunicar? ¿cómo lo comunicarías? ¿con qué medios? ¿con qué herramientas? No hay tal como una respuesta correcta o incorrecta a cualquiera, lo que tienes que hacer es conocer.

Sí, conocer muy bien tu marca, producto o servicio e indispensablemente conocer a tu audiencia: cada una de sus características e intereses; saber dónde están, qué hacen, qué quieren y cómo lo quieren, después puedes comenzar a crear.

Una vez que conocemos a nuestra audiencia podemos hacer que el concepto que tenemos en mente sea trasladado al lenguaje que ellos conocen, en el proceso de creación siempre debemos tomar en cuenta que toda idea puede servir, siempre y cuando sea familiar a nuestros receptores, que pueda insertarse en sus experiencias y sus hábitos.

La creatividad no parte de la nada, siempre hay un sustento que proviene del conocimiento: referencias, conceptos más simples, antecedentes, etc. Las mejores ideas, son ideas simples dichas en la forma exacta.

Compartir es aprender

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on email

Otros publicaciones que pueden interesarte